Monday, Oct 23rd

Last update11:34:30 PM GMT

'Sin renegociación, cualquier rescate irá a los bonistas y no al pueblo'

(11 de diciembre de 2015 - San Juan, PR) El Partido del Pueblo Trabajador (PPT) afirmó hoy que la aportación de $3 mil millones contenida en el plan propuesto por los republicanos en el Congreso de Estados Unidos será para los bonistas y no para el pueblo de Puerto Rico si no se renegocia la deuda, una posibilidad que ha sido retrasada por las políticas contraproducentes y erradas de la administración de Alejandro García Padilla.

Según el candidato a la gobernación del PPT, Rafael Bernabe, "los representantes del gobierno han planteado correctamente que si no se renegocia la deuda, la aportación irá a parar a las manos de los bonistas. Pero, ¿qué ha hecho el PPD que no sea poner a los bonistas por encima del pueblo? Han sido precisamente sus acciones erráticas y la ausencia de un plan integrado lo que ha alejado la posibilidad de una renegociación. Primero, se negaron a reconocer que había que renegociar. Después, hicieron una emisión de bonos que lejos de aliviar el problema, acercó el momento del impago. Y luego de reconocer que la deuda es impagable, no han tomado las acciones valientes y afirmativas necesarias para lograr su renegociación. Para colmo, elaboraron un plan de ajuste fiscal que empobrece a la mayoría trabajadora y el gobernador acaba de crear una Junta de cinco personas no electas con la misión de imponerlo".

El portavoz advirtió que el más reciente pago de $350 millones para abonar a la deuda apunta a que la intención del gobierno es llegar al impago cuando ya hayan desangrado al país completamente. "El mismo gobierno reconoce que el impago llegará el primero de enero pero prefiere dejar a los trabajadores y trabajadoras sin su bono, sin reintegro y hasta sin empleo antes de plantearse declarar una moratoria", señaló.

El candidato recalcó que "la renegociación hay que enfrentarla con firmeza. Ya lo hemos dicho muchas veces. No se puede contar con la bondad de los grandes inversionistas del Wall Street, ni de los 'hedge funds' o fondos buitre, ni de un Congreso dominado por sectores conservadores cercanos a esos grandes intereses. Si queríamos traer a los bonistas a la mesa de negociación y lograr acción favorable del Congreso, había que tomar acciones afirmativas para que no se pudiera ignorar o postergar la situación. Por eso, insistimos en la necesidad de hacer una auditoría de la deuda y de suspender los pagos cuando sea necesario. Adoptar una política pasiva no era ni es realista y solo conduce a que los bonistas no negocien y el Congreso no actúe. Peor aún cuando se sigue pagando la deuda, después de decir que es impagable. Esa ha sido la trayectoria de la presente administración y estos han sido los resultados".

El profesor universitario recordó que, desde enero de 2014, el PPT ha planteado que la deuda de Puerto Rico es insostenible y que solo podría pagarse sometiendo al país a sacrificios inaceptables. "Llevamos casi dos años advirtiendo que continuar pagando la deuda nos privará de recursos necesarios para la recuperación económica del País. Para pagar la deuda, la economía de Puerto Rico no puede crecer como hace falta si está agobiada por una deuda insostenible. Por tanto, insistimos en que hay que renegociarla y cuanto antes, mejor. Sin embargo, nuestros planteamientos se despacharon sin mucha consideración. Hoy los hechos nos han dado la razón. El mismo gobernador y hasta el comisionado Pierluisi han tenido que reconocer que es necesario renegociar la deuda", explicó.

Bernabe instó al país a rechazar la política de austeridad injusta y contraproducente y exigir un plan integrado que incluya una renegociación habilitante de la deuda, una revisión de la política de exención contributiva, un plan de reconstrucción económica y una propuesta al gobierno federal de cómo debe aportar a esos tres procesos.