Sunday, Nov 19th

Last update11:34:30 PM GMT

Denuncian condicionamiento a políticas de austeridad en propuesta del Tesoro federal

(22 de octubre de 2015 - San Juan, PR) El Partido del Pueblo Trabajador (PPT) denunció hoy que la propuesta del Departamento del Tesoro federal para atender la crisis de Puerto Rico viene atada a las medidas de austeridad que ya la colectividad ha denunciado como injustas y contraproducentes para el pueblo, mientras que catalogó las iniciativas expresadas por el senador Bernie Sanders en una carta al Secretario del Tesoro, Jacob Lew, como mucho más beneficiosas para el País.

 

Así lo expresó el portavoz del PPT, Rafael Bernabe, quien aseguró que "el llamado plan del gobierno federal para atender la crisis de Puerto Rico confirma muchos de los señalamientos que el PPT ha estado haciendo desde enero de 2014. Señalamos que la deuda del gobierno es insostenible, que el gobierno no podrá seguir pagando la deuda y costear a la vez los servicios esenciales que el país necesita, que seguir pagando esa deuda ya ha conllevado sacrificios inaceptables para el pueblo de Puerto Rico y que esa deuda, por tanto, tiene que renegociarse."

El profesor universitario recordó que la administración de Alejandro García Padilla se negó a reconocer esta realidad y despachó el señalamiento como descabellado durante año y medio hasta el pasado 29 de junio. "Alegaron que plantear una renegociación de la deuda era impensable e irresponsable. Pero lo que hemos señalado reiteradamente por más de veinte meses se ha confirmado paso a paso. El nuevo documento del Departamento del Tesoro Federal lo confirma una vez más", indicó.

Sin embargo, Bernabe advirtió que la propuesta del Tesoro federal debe ser examinada con cautela desde el punto de vista del pueblo trabajador y también de Estados Unidos. "El eje de la medida está en tres propuestas. Primero, la extensión de la ley de quiebras federal (el llamado Capítulo 9) tanto a las corporaciones públicas como al gobierno del ELA, como mecanismo para renegociar la deuda. En segundo y tercer lugar, esa primera propuesta se condiciona a la implantación de medidas de austeridad (el documento se refiere a 'tighter fiscal discipline', 'budget controls', 'tough reforms') y a la creación de una junta de supervisión (el documento la llama 'independent and credible fiscal oversight') que tendría el poder de asegurar que los presupuestos y gastos corresponden al plan de ajuste fiscal. No nos extraña entonces que la actual administración celebre esta movida con bombos y platillos. De más está decir que encaja bastante bien con su plan de combinar una renegociación de la deuda con medidas de austeridad y la creación de una junta de control, aunque en este caso sería una junta creada por el Congreso", explicó.

El ex candidato a la gobernación afirmó que "el problema está en que las medidas de austeridad, como hemos explicado reiteradamente, son injustas y contraproducentes. Injustas porque afectan con más fuerza a quienes menos tienen, a los clases trabajadoras y pobres. Y son contraproducentes porque perpetúan la crisis económica. Es decir, el impacto de las medidas de austeridad anularían cualquier alivio que se pudiera lograr por el lado de la deuda."

"Por otro lado, la propuesta autoridad de supervisión tiene problemas de objetivo y de forma. Su objetivo es asegurar la implementación de esas medidas de austeridad. Por otro lado, reduciría el control e influencia que hoy tenemos quienes vivimos en Puerto Rico sobre las políticas que nos afectan. Se nos coloca bajo otra tutela externa. Cuando se habla de un mecanismo 'independiente' quiere decir independiente de nosotros y nosotras. Pero, en todo caso, necesitamos más, no menos injerencia en las decisiones que nos afectan. Esto es algo que ninguna persona que apoye la estadidad, la independencia o la autonomía puede favorecer. Para empezar es una tutela que ningún estado aceptaría", aseguró.

Bernie Sanders se hace eco de señalamientos del PPT

En cuanto a la carta del senador y precandidato a la presidencia Bernie Sanders, el líder del PPT señaló que ésta "contiene elementos mucho más cercanos a los intereses de Puerto Rico. De hecho, contiene varios puntos que el PPT ha señalado en sus intervenciones. Por ejemplo, se plantea la necesidad de que antes de renegociar la deuda se haga una amplia y abarcadora auditoría de la misma y que la parte de esa deuda que se demuestre que es ilegal debe ser anulada ('set aside', dice la carta). Más aún, Sanders destaca que, como hemos dicho infinidad de veces, 'lo menos que Puerto Rico necesita ahora es más austeridad'. Y añade correctamente el senador Sanders: 'La situación en Puerto Rico no mejorará… permitiendo que las corporaciones paguen salarios de hambre suspendiendo el salario mínimo o flexibilizando (relaxing) las leyes laborales. No se puede sacar sangre de una piedra'. Esto está muy bien dicho y es una crítica correcta a la reforma laboral que el gobierno acaba de someter a la legislatura y que hemos criticado desde que fue esbozada en el Informe Krueger a finales de junio".

Bernabe reiteró que más allá de la auditoría y renegociación de la deuda y el rechazo a las políticas de austeridad, es urgente reestructurar la economía de Puerto Rico, un asunto al que no aportan mucho ni el plan de ajuste del gobierno, ni el documento del Tesoro federal. "La extensión de medidas para facilitar el empleo puede ser positiva, pero para eso tienen que existir empleos y eso es lo que no existe. De hecho, el documento insiste en que no habrá rescate ('bailout') para Puerto Rico. En realidad esto quiere decir que, si bien hay dinero para el rescate de grandes bancos, compañías aseguradoras y otras grandes empresas, no lo hay para rescatar a la gente, a las comunidades, al pueblo, ni en Puerto Rico ni Estados Unidos. Aquí también nos parecen más atractivas las propuestas formuladas por Sanders de invertir cerca de un millón de millones ('trillion', en inglés) para crear más de 13 millones de empleos, lo cual se financiaría con impuestos a Wall Street y las más grandes corporaciones y fortunas. Ese plan debe implantarse y extenderse a Puerto Rico, adaptándolo a nuestras necesidades y situación particular. Y debemos imitar la lógica de ese programa revisando nuestra política de exención contributiva que permite la fuga de miles de millones cada año; tenemos que recuperar parte de ese flujo para reinvertirlo en Puerto Rico", insistió.

El portavoz recalcó que "debemos insistir en la exigencia de una auditoría de la deuda, rechazar las medidas de austeridad que son injustas y contraproducentes y elaborar un plan de reconstrucción económica que debe combinarse con propuestas similares en Estados Unidos."