Sunday, Nov 19th

Last update11:34:30 PM GMT

Junta de Supervisión Fiscal equivale a golpe de estado civil

(17 de octubre de 2015 - San Juan, PR) A través de la creación de la llamada Junta de Supervisión Fiscal, el gobierno de Puerto Rico planifica un golpe de estado para imponer sin obstáculos las injustas y contraproducentes medidas contenidas en el Plan de Ajuste Fiscal.

Así lo denunció hoy el portavoz del Partido del Pueblo Trabajador (PPT), Rafael Bernabe quien advirtió que "esa Junta nombrada por el gobernador, seguirá en funciones independientemente de lo que pase en las elecciones. En Puerto Rico tenemos elecciones cada cuatro años y se supone que podamos cambiar los gobiernos si su gestión no es satisfactoria. Pero ahora no importaría lo que el pueblo piense de las acciones de esa junta o de sus decisiones y políticas. Esto es un golpe de estado. No es un golpe militar sino un golpe civil, silencioso y en miniatura pero no menos dañino".

El ex candidato a la gobernación rechazó el argumento de que esta medida es necesaria para acabar con las acciones partidistas. "Eso es usar la justa indignación de la gente con la politiquería del PPD y el PNP para recortar más la democracia. Es pura demagogia y cinismo: usan la molestia de la gente con esos partidos para crear una Junta que seguirá implementando las políticas de austeridad que esos partidos favorecen", aseguró, añadiendo que los requisitos que establece la ley indican los sectores de donde vendrán los miembros de la junta: de la banca y las más grandes empresas.

"Vendrán de sectores que generen confianza entre los bonistas. ¿Y qué quieren los bonistas? Seguridad de que esa junta hará todo lo posible por exprimir al pueblo hasta la última gota para pagar lo más que se pueda de la deuda. Esa es la manera entreguista y fracasada de antemano en que se pretende renegociar la deuda", recalcó.

Bernabe afirmó que lo que realmente mueve a quienes impulsan la creación de la junta es el temor de que, al menos algunos legisladores, con la posible reacción de la gente en mente, no se atrevan a implementar todas las medidas anti-pueblo y todos los recortes que quieren imponer. "Por eso quieren crear una junta que no tenga ni que preocuparse por cómo la gente piensa, opina o vota. En otros países, sectores gobernantes han decretado que como hay una crisis económica, queda suspendida la democracia. Aquí quieren hacer lo mismo un poco más sutilmente. No podemos permitirlo."

El profesor universitario indicó que "la junta es parte del llamado Plan de Ajuste Fiscal, el cual es injusto, contraproducente y antidemocrático. Es injusto porque golpea otra vez al pueblo trabajador y a quienes menos tienen, como ya fue el caso con el IVU, la ley 7, la eliminación de la paga doble en domingo, el recorte de pensiones, la ley 66, la congelación de plazas, la crudita, el IVU agrandado y el IVA a los servicios. Es contraproducente pues tendrá un efecto depresivo que, lejos de aliviar, perpetuará la crisis actual. Y es antidemocrático pues reduce el control que la ciudadanía puede ejercer sobre quienes nos gobiernan. La junta es parte de ese aspecto antidemocrático. Es lógico que ataquen la democracia ya que para implementar medidas que el pueblo rechaza tienen que imponerlas y para poder imponerlas tienen que recortar nuestros derechos".

Bernabe reiteró el llamado al pueblo trabajador para que se movilice contra la creación de esta Junta de Supervisión Fiscal, contra la propuesta reforma laboral y para exigir una auditoría participativa de la deuda, una revisión de la política de exención contributiva y una reforma gubernamental democrática. "Como parte de esa resistencia, el PPT apoyará y se unirá al paro de un día convocado por la UTIER el próximo martes. Estaremos en la calle con la UTIER, al igual que siempre estamos con quienes luchan y se movilizan. El PPT, que acaba de lograr su certificación como partido inscrito, va a seguir cumpliendo con su consigna de estar en las urnas y en la calle", indicó.